domingo, 17 de enero de 2016

Montañesa

Añadimos un nuevo tipo de pan a nuestra colección permanente. Se trata de una barra a la que hemos llamado "montañesa", como recuerdo del lugar donde aprendimos a elaborar este tipo de masa. El origen de la receta está en el Valle de Valderredible, justo en la raya entre las provincias de Santander, Palencia y Burgos. Ahí solíamos pasar parte de nuestros veranos cuando éramos niños. Era un lugar maravilloso, lleno de bosques, cuevas, ríos y lugares inolvidables. Nos encantaba recorrer sus pueblos en bicicleta, visitar las ermitas rupestres y descansar en la casa de nuestros abuelos, situada en el centro del valle, en Villanueva de la Nía. Uno de los muchos recuerdos peculiares de aquel lugar era el sabor de sus panes. El panadero Silvino preparaba grandes piezas de dos kilos, barras de medio kilo y deliciosas tortas, que repartía de pueblo en pueblo en su todoterreno.

Muchos años después volvimos a visitar Valderredible, y Silvino, aunque ya había cerrado su obrador y estaba jubilado, nos enseñó cómo preparaba su masa madre natural, a partir de un cultivo con harina integral, agua y pulpa de bayas que él mismo cultivaba. El hecho de encontrarse en una zona apartada de la industrialización hizo que nunca se plantease renunciar al modo tradicional de elaborar el pan. No empleaba levaduras industriales, ni conocía los trenes de laboreo. Todo era a mano, y con fermentaciones muy cuidadas.

Nosotros queríamos incorporar una barra nueva a nuestro catálogo y hemos decidido que sean estas piezas, que nos recuerdan nuestros veranos en la tierra montañesa de Santander. Un producto 100% natural, sencillo, con la masa madre de Silvino, hecho todo a mano, fermentado y cocido con mucho mimo en todo el proceso. Las imágenes os harán una idea del tipo de pan que es, pero lo mejor es su sabor.






No hay comentarios:

Publicar un comentario